jueves, 30 de mayo de 2013

Galletas decoradas (masa y horneado)

En muchos blogs de cocina he visto estas galletas y me han llamado mucho la atención. Quería prepararlas para ver si era capaz de hacerlas y no quedarme en el intento.

Estuve buscando la receta en distintos blogs, y finalmente me quedé con la receta de Bea: El rincón de Bea.

Hacer la masa fue un poco desastroso, estrenaba robot de cocina y no sabía realmente qué accesorios utilizar... Pero finalmente la masa quedó mejor de lo que esperaba.

El horneado... emmm... He tenido algún accidente que otro. Así que recomiendo vigilar la cocción de las galletas estando delante del horno.










Vamos a la receta.

Ingredientes:


  • 250 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 250 gr de azúcar glas
  • un huevo XL a temperatura ambiente
  • 500 gr de harina
  • un par de cucharadas soperas de leche
  • aroma o extracto de vainilla


Preparación:


Podemos hacer el proceso a mano, no es necesario el robot de cocina o batidora. Yo lo he preparado con el robot.


Colocamos en el bol del robot de cocina la mantequilla cortada a tacos y la batimos con la pala a velocidad media.

Cuando quede la mantequilla con aspecto suave, bajamos la velocidad al mínimo y vamos añadiendo poco a poco el azúcar glas tamizado hasta que esté todo integrado.

Seguramente hay que ir parando la maquina para quitar la mantequilla de la pala amasadora.




Una vez integrado el azúcar, subimos la velocidad hasta que blanqueé el azúcar y la mantequilla.




Cuando veamos que ha blanqueado, es el momento de añadir el aroma de vainilla y el huevo ligeramente batido (el huevo hay que ir agregándolo poco a poco). Batimos a baja velocidad hasta que se integre a la masa.




Ahora es el momento de añadir la harina tamizada poco a poco con velocidad baja. Veréis que casi a lo ultimo de integrar la harina empieza a quedar con textura arenosa. Es el momento de añadir la leche, empezad con una cucharada e id viendo como queda la masa. Si aún está arenosa, añadid otra. No queráis añadir la leche de golpe. Si os pasáis, habrá que añadir algo más de harina.




Una vez tengamos una masa uniforme, metemos la masa en una bolsa o film transparente. Aplanaremos la bolsa con un rodillo para que sea más fácil partir la masa para estirarla.




Guardamos en la nevera la masa y dejamos reposar un mínimo de una hora. Yo lo he dejado de un día para otro.


Horneado:

Antes de sacar la masa de la nevera preparad el rodillo, los cortadores, harina, papel de hornear y la bandeja del horno en frío.

Precalentar el horno a 180º arriba y abajo.

Espolvoreamos la mesa con harina, cogemos una porción generosa de la masa y la estiramos con el rodillo. Hay que dejarla con un grosor de, más o menos, medio centímetro.




Cogemos los cortadores de galletas y ¡a cortar! Aquí no hay mucho truco, más que embadurnar con un poco de harina los cortadores para que no se enganche la masa al cortador.

La bandeja del horno tiene que estar fría para que no se deshaga la mantequilla de la masa. Recordad poner papel de hornear a la bandeja.

Colocaremos las galletas encima de la bandeja y la meteremos en el horno a media altura.



Dejar en el horno 10 minutos como mínimo, y a partir de aquí tened mucho cuidado (a mi se me ha tostado demasiado la remesa que veis en la foto >_<). Un minuto de más y... ¡adiós galletas! 

Un tiempo prudente son 18 minutos vigilando que no se tuesten demasiado, ya que fuera del horno también se tuestan.

Cuando veamos que están lo suficiente tostadas, las colocamos encima de una rejilla para enfriar.




Una vez frías podríamos decorarlas con fondant, glasa... Pero eso ya lo dejo para el siguiente post, ¡que menudo rollo os he soltado!



¡Que aproveche!



2 comentarios:

  1. El sabor me recordaba a las galletas de mantequilla danesas (típica caja azul de lata) pero más light ^__^

    ¡Muy ricas!

    ResponderEliminar
  2. A mi también me sabían a galletas danesas. ¡Me alegro que gustaran!

    ResponderEliminar

¡Gracias por comentar!

Entradas relacionadas
Blogging tips